“Periodismo sin Fronteras”, otro clon para desprestigiar

publicado a la‎(s)‎ 20 dic. 2011 9:27 por Fundacion Prosurgir
de Fundación RedSocial, el Martes, 20 de diciembre de 2011 a la(s) 12:00

Descubierta la campaña de clonación de organizaciones para desprestigiar a las que denuncian los abusos del Estado, es necesario analizar el papel de “Periodismo Sin Fronteras”, que con el mismo apellido de una organización internacional que defiende periodistas, en el ámbito local los ataca.
Por Andrés Monroy Gómez

@AndresMonroyG

“Un plan para duplicar organizaciones incómodas para la extrema derecha está en marcha hace un tiempo en Colombia”. Así comienza la más reciente columna del periodista colombiano Daniel Coronell (1), partiendo de las revelaciones de un noticiero radial (2), sobre los planes de desprestigio emprendidos por la liquidada policía secreta DAS (Departamento Administrativo de Seguridad), mediante la creación de Organizaciones No Gubernamentales (ONG) paralelas a aquellas que cuentan con una larga tradición en sus denuncias al Estado por violaciones a los derechos humanos. Dentro de las mencionadas por Coronell están la Corporación Verdad y Justicia y al Colectivo de Abogados Simón Bolívar.

Esta introducción sirve para tratar de interpretar las acciones de “Periodismo Sin Fronteras” y sus evidentes diferencias con “Reporteros Sin Fronteras” (RSF).

Más allá de la elemental diferencia nominal, inquieta que la iniciativa local “Periodismo Sin Fronteras” copie el apellido de la organización internacional Reporteros Sin Fronteras, promoviendo con esto la confusión en la opinión pública.

Reporteros sin fronteras (RSF) (3), es una organización no gubernamental fundada en 1985 con carácter consultivo ante el Consejo de Europa, la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas y la Unesco. Además ostenta la condición de observador ante la Comisión Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos y mantiene relaciones de trabajo con la Organización de Estados Americanos. El 19 de septiembre de 1995, RSF fue reconocida como una entidad de utilidad pública por el gobierno francés.

En Colombia, RSF ha contribuido a la labor de denuncia por violaciones a la libertad de expresión, manteniéndose al margen de discusiones de carácter político (Ver http://es.rsf.org/colombia.html).

Su “clon” colombiano es un portal de internet denominado “Periodismo Sin Fronteras” (4), donde se difunden contenidos orientados a la defensa de posturas derechistas en este país, especialmente de respaldo a militares involucrados en la comisión de delitos de lesa humanidad. También ataca a funcionarios judiciales o políticos que han trabajado por el esclarecimiento de graves violaciones a los derechos humanos en este país y acusa a periodistas y líderes sociales de estar vinculados con grupos guerrilleros (5).

Resulta cuestionable la denominación adoptada por “Periodismo sin fronteras”, ya que desorienta a la opinión pública sobre el papel de las organizaciones de libertad de prensa frente a la situación de periodistas en riesgo. Mala fe, oportunismo, ignorancia, malicia o en el mejor de los casos ingenuidad. Cualquiera pudo ser la razón para que este portal colombiano que esgrime posturas de derecha en Colombia adoptara un nombre similar al de “Reporteros Sin Fronteras”, reconocida organización cuyo objetivo es defender a los periodistas, no atacarlos.

Por otra parte, la posición de Ricardo Puentes, director editorial de “Periodismo sin fronteras” es reconocida por los lectores de medios de comunicación digitales. Para citar un ejemplo, un medio de información política en Colombia lo reseñó como uno de los miembros de la derecha más recalcitrante que manifiestan su rechazo a las posturas del actual presidente de la república:

“Ricardo Puentes Melo es director del editorial del portal Periodismo Sin Fronteras, que aunque no goza de mucha credibilidad, es interesante porque durante la campaña presidencial escribió en el blog lasillaocupada.com varios artículos no solo apoyando la candidatura de Juan Manuel Santos sino sobre todo demoliendo a Antanas Mockus a punta de rumores. Ahora, Puentes está completamente en contra de los nombramientos de Santos, a quien considera que “está gobernando con la guerrilla” (6).

Llega a tales niveles la campaña de descalificación emprendida por “Periodismo sin Fronteras” que su coordinador desde su cuenta de Twitter, afirmó que el inmolado humorista y periodista Jaime Garzón era miembro de la guerrilla del ELN.

No en vano, Puentes ha sido entrevistado a varias oportunidades por José Obdulio Gaviria, reconocido asesor de Álvaro Uribe durante su presidencia y relacionado con los casos de interceptaciones ilegales a las comunicaciones de periodistas, magistrados y políticos de oposición (7). Desde su programa, Gaviria también ha atacado a medios alternativos, como la Agencia de Prensa Rural (8) y señaló que la asociación de campesinos ACVC estaba vinculada con las Farc, acusaciones rápidamente publicadas en “Periodismo sin Fronteras” (9).

El debate debe darse para el señor Puentes: ¿Cuál es su intención al denominar a su página de internet de forma muy similar a una organización internacional de libertad de prensa?

Y sobre el señor José Obdulio Gaviria: ¿Es lícito utilizar un medio de comunicación por un ex asesor presidencial, para señalar como miembros de la guerrilla a periodistas y medios alternativos de comunicación, en un país donde este tipo de declaraciones son una sentencia de muerte?
Comments