Descuento por donaciones a entidades del régimen especial para quienes tributan sobre renta presuntiva

publicado a la‎(s)‎ 21 abr. 2017 9:19 por Fundacion Prosurgir
Fuente: Actualicese.com 

A partir del año gravable 2017, y luego que el artículo 105 de la Ley 1819 de 2016 agregara al ET el nuevo artículo 257, lo que sucederá es que todos los interesados en hacer donaciones a las entidades del régimen tributario especial, e incluso a las entidades no contribuyentes del impuesto de renta mencionadas en los artículos 22 y 23 del ET (los cuales fueron modificados con los artículos 144 y 145 de la Ley 1819 de 2016), ya no tomarán dichas donaciones como una deducción (que solo serviría para disminuir la renta líquida ordinaria) sino que las podrán tomar como un descuento al impuesto de renta, algo que beneficiará tanto a los donantes que tributen sobre la renta líquida ordinaria como a los que tributen sobre la renta presuntiva

En efecto, en el nuevo artículo 257 del ET se estableció lo siguiente:

“Artículo 257. Descuento por donaciones a entidades sin ánimo de lucro pertenecientes al régimen especial (agregado con el art. 105 de la Ley 1819 de 2016) Las donaciones efectuadas a entidades sin ánimo de lucro que hayan sido calificadas en el régimen especial del impuesto sobre la renta y complementarios y a las entidades no contribuyentes de que tratan los artículos 22 y 23 del Estatuto Tributario, no serán deducibles del impuesto sobre la renta y complementarios, pero darán lugar a un descuento del impuesto sobre la renta y complementarios equivalente al 20% del valor donado en el año o período gravable. El Gobierno Nacional reglamentará los requisitos para que proceda este descuento.

PARÁGRAFO. Las donaciones de que trata el artículo 125 del Estatuto Tributario también darán lugar al descuento previsto en este artículo”

En relación con los requisitos de las donaciones que podrán dar lugar al descuento antes mencionado, debe también tenerse en cuenta la nueva versión del artículo 125-1 del ET, luego de ser modificado con el artículo 155 de la Ley 1819 de 2016.

Un caso práctico

Para ilustrar mejor lo dicho con anterioridad miremos el siguiente ejemplo: supóngase que durante el año gravable 2017 una persona natural residente, que solo obtiene rentas ordinarias como comerciante, proyecta que tendrá una renta líquida ordinaria de $40.000.000 y una renta presuntiva de $90.000.000. Esa misma persona también planea hacer una donación de $2.000.000 a una entidad del régimen tributario especial.

Por tanto, al final del año gravable 2017, en la cédula de rentas no laborales, la persona natural no podrá incluir la donación de $2.000.000 y su renta ordinaria total seguiría siendo de $40.000.000. Además, si su renta presuntiva es de $90.000.000, es claro que su impuesto final se calcularía sobre dicha renta presuntiva (y asúmase que a dicha renta presuntiva se le aplicará la segunda tabla de las que figuran en la nueva versión del artículo 241 del ET, luego de ser modificado con el artículo 5 de la Ley 1819, lo cual es un gran vacío que dejó dicha ley y que tendrá que ser aclarado por lo menos con un decreto reglamentario y luego subsanado con una nueva reforma tributaria).

Por tanto, si el impuesto básico de renta se calculara sobre la renta presuntiva, en ese caso dicho impuesto básico sería de $15.547.000. Sin embargo, dicho impuesto básico podrá ser disminuido con un descuento tributario por donaciones a entidades del régimen especial, que sería de $2.000.000 x 20%= $400.000. En consecuencia, su impuesto neto de renta del año gravable 2017 sería de: 15.547.000 – 400.000 = $15.147.000.

Como puede verse, el hecho de que las donaciones puedan ser tomadas ahora como un descuento al impuesto de renta, sí beneficiará a los donantes que terminen tributando sobre su renta presuntiva.

Además, debe tenerse presente que el descuento del artículo 257 del ET que antes ilustramos también deberá someterse a los límites que imponen los artículos 258 (que fue modificado con el artículo 106 de la Ley 1819) y 259 del ET. Este último (que no fue modificado con la Ley 1819 de 2016) indica que el impuesto neto de renta (es decir, el que se obtiene después de restar todo tipo de descuentos al impuesto de renta) no puede terminar siendo inferior al 75% del impuesto básico de renta que se obtenga al tomar la renta presuntiva como base gravable final para el cálculo del impuesto básico de renta. Lo anterior significaría que, en el ejemplo antes planteado, el valor de los descuentos que podría tomarse el contribuyente no puede exceder los $3.887.000, pues si excediera dicho valor, en ese caso el impuesto neto de renta quedaría por debajo de $11.660.000 (que es el 75% de $15.547.000).

Comments