Un convenio entre Alcaldía Local y Hospital de Tunjuelito a favor de población en condición de discapacidad

publicado a la‎(s)‎ 22 may. 2013 12:35 por Fundacion Prosurgir


“FERIA DE LA ALEGRÍA”: UNA OPORTUNIDAD PARA INICIATIVAS EMPRESARIALES

Bogotá, D.C., mayo 19 de 2013. (Prensa). Cerca de 200 personas en condición de discapacidad física, motora y cognitiva, protagonizaron una movilización este 18 de mayo, en Tunjuelito, con el fin de visibilizar sus derechos y los de las casi 6 mil personas de la Localidad en esta condición.

La Banda de la Institución Educativa Rufino José Cuervo, encabezó la movilización que partió desde el Parque Fátima y arribó al Parque Venecia, sitio en el que se concentraron los participantes para integrarse a una jornada a la que se le denominó “Feria de la alegría”; evento que, además de ofrecer la presentación de muestras artísticas y culturales, abrió stands al público con toda una oferta de productos fabricados por grupos de este sector poblacional.

Tejidos artesanales, bordados, bisutería, alimentos para el consumo fueron, entre otros, los productos ofrecidos.

Muchos vieron en la Feria, la primera oportunidad para iniciar con un proyecto empresarial que les permita generar ingresos para ellos y sus familias. “Por secuelas de polio, sufro ahora de una discapacidad física que me ha impedido encontrar trabajo. Así que me dediqué con unos amigos a aprender un curso para intentar formar empresa con ellos”, dice Olga Marina Carrasco, quien en la Feria ofreció los productos que, con sus amigos, aprendió a hacer: ‘gelatinas artísticas’. “Y estamos dichosos, pues hemos logrado vender y hemos hecho unos buenos contactos”.

Pero no sólo Olga Marina consiguió vender sus productos. Joselín Sánchez, un joven de 23 años quien sufre discapacidad cognitiva, atendió uno de los stands más solicitados por señoras y jovencitas. “Hago aretes de toda clase, colores y tamaños; unos elegantes, otros más informales, y sólo cuestan mil pesitos”. Joselín se dedicaba al negocio con sus padres y hermanos, pero lo suspendieron pues los pedidos de las misceláneas disminuyeron. Sin embargo, fue la “Feria de la alegría” lo que los motivó a decidir reanudarlo. “Mi sueño es que sigamos adelante haciendo nuestros aretes. Me veo en este negocio por diez años más”.

Para Ángela Milena Calderón, hacer cuadros con bolitas en plastilina es la mejor de las terapias para contrarrestar la hemiplejia que padece desde hace algunos años. “Es la primera vez que muestro mis cuadros. Un amigo me convenció para que los exhibiera en esta Feria”. Ángela dice ser afortunada pues trabaja como auxiliar contable en la empresa de su padre. “Me cansé de pasar hojas de vida. Por mi dificultad, ninguna empresa me llamaba”. La atención que motivaron sus cuadros, la hizo pensar en un posible negocio. “No pensé que en esta Feria me ‘pararían bolas’, pero veo que mis cuadros gustan”.

La Alcaldesa de la Localidad de Tunjuelito, Sandra Milena Rodríguez Amarillo, enfatizó en la apertura de la Feria que con estas acciones se busca incluir a la población en condición de discapacidad en proyectos que mejoren sus condiciones de vida. La Feria es el cierre de un convenio entre la Alcaldía y el Hospital de Tunjuelito; pero un convenio que tendrá una segunda etapa hacia el segundo semestre del año.

“En conjunto con la Alcaldía hemos elaborado unos planes de acción con los que buscamos mejorar el desempeño diario de las personas en condición de discapacidad. Nuestra meta es generar estrategias productivas que faciliten su reincorporación social. Pensamos, por ejemplo, en invitar a la empresa privada para que nos ayude a incorporar a este sector poblacional en sus actividades económicas”, afirma el Gerente del Hospital de Tunjuelito,Kemer Ramírez Cárdenas.

Pero no sólo los talentos productivos tuvieron oportunidad en esta Feria. Los talentos artísticos también se disfrutaron. En medio de los estudiantes que desfilaron como parte de la Banda Rufino José Cuero, se destacó Yuli Zambrano, una jovencita de 25 años con síndrome de down que toca los platillos, marcha al compás y participa con total coordinación en las coreografías montadas con sus compañeros. “Soy feliz en la Banda porque tengo muchos amigos que me quieren”, manifiestaYuli. La jovencita cursa quinto grado en la I.E.D. Rufino José Cuervo y ha logrado ser promovida desde el grado primero en adelante por su fácil desempeño social e independencia para valerse por sí misma.

En la “Feria de la Alegría”, Yuli se destacó y gozó, pues les repartió sonrisas a todos quienes la admiraron y aplaudieron.
Comments